Noticias

Rafael Amaranto cruza puente de la incomunicación gracias a la música

Rafael Amaranto cruza puente de la incomunicación gracias a la música

Escribe: Mabel Barreto / MusicaCriolla.pe /

Antes que termine este mes el maestro Rafael Amaranto presentará su página web actualizada y un nuevo canal en Youtube donde subirá tutoriales para aprender a tocar guitarra. Todo es parte de su amor a la música. En esta etapa de su vida, ella también es un puente salvador para el reconocido guitarrista.

Don Rafael padece afasia, una secuela neurológica del accidente cerebro vascular que sufriera en el 2010 y que marcó un cambio importante en su vida: desde entonces no puede hablar. Pero ni esta delicada enfermedad pudo apartarlo de su guitarra y sus clases.

Cada acorde se sucede a otro con la guitarra en sus manos, en perfecta armonía, siguiendo la melodía de intérpretes como Maritza Rodríguez, con ritmo y maestría como desde hace 65 años. Sus seguidores y sus alumnos lo pueden comprobar en cada entrega que reciben, en videos grabados o en persona.

Que esto ocurra en una persona con afasia no sorprenderá a los neurólogos, quienes saben que este mal no impide a las personas cantar pese a que no pueden expresarse en una conversación normal. Pero el caso del maestro Amaranto sí podría llamar su atención, en tanto implica la ejecución de un instrumento. Y lo hace en forma magistral, le permite comunicarse e incluso dictar clases. Sus dedos conservan la destreza de sus mejores tiempos como guitarrista.

“El maestro Rafael Amaranto tiene como únicos medios de interacción con amigos y seguidores en las redes este fan page y su cuenta personal. Sin embargo, debido al gran interés que genera su obra ha decidido, con el apoyo de su esposa y personas cercanas, actualizar su página web, así como lanzar un canal oficial de Youtube (existe uno a su nombre creado por un admirador) donde se ingresarán tutoriales para la ejecución de guitarra acústica y eléctrica, como una manera de prolongar su labor de docencia, así como interesante material que tiene en archivo que dará cuenta de su gran aporte a la música de nuestro país” se ha anunciado a través de su cuenta Facebook.

El amor también está de su lado. Su esposa, Ana María Chávez, está pendiente de su salud y, junto con sus amigos, busca animarlo en forma permanente. Ella es parte también de su conexión con el mundo en el que no puede expresarse con su propia voz. El más reciente homenaje se le tributó el pasado 18 de enero, en el Centro Cultural El Olivar.

81 años. Una vida dedicada a la música desde los 15, cuando gracias a un concurso organizado por Los Panchos salió de Chimbote rumbo a Lima. El, que aprendió sus primeros acordes mirando al Jilguero del Huascarán, formación que luego completó con clases en el Conservatorio Nacional de Música, está transmitiendo su legado a los jóvenes.

Los milagros ocurren. El autor de “Iluminado”, “Perdóname”, “Delirio de amor” y otros reconocidos valses ya se recuperó del infarto cerebral que casi lo deja tetrapléjico. Con paso alegre, él sigue atravesando el puente de la orilla en la que permanece sin habla a la otra, guiado por la música. Ya es un vencedor, un caso médico excepcional. Una demostración viva de que la música opera en partes tan profundas del cerebro que la desconexión no puede con ella.

Redacción

19 febrero 2017

Este artículo se ha visitado 242 veces

Comentarios

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies