Noticias

Cotito lleva caravana de alegría navideña al Guayabo, Chincha

Cotito lleva caravana de alegría navideña al Guayabo, Chincha

MusicaCriolla.pe .- El maestro Juan Medrano Cotito y toda la tribu de La Voz del Cajón ya están en Chincha preparando la chocolatada que ofrecerán mañana jueves 28 de diciembre a los niños del pueblo del Guayabo y otros de los alrededores de Chincha. Este compartir navideño será posible gracias a la recaudación lograda en el concierto del pasado lunes 19 y otras donaciones gestionadas por Cotito,

El concierto “Unidos podemos regalar una sonrisa”, en el que se presentaron Cotito & La Voz del Cajón, Afroperú de Rafael Santa Cruz y otros músicos como Marco Campos y su rumba afroperuana se realizó en La Noche de Barranco y llamó la atención porque se pidió a los asistentes llevar un juguete como entrada.

“Hacemos esto hace varios años”, informó el maestro a www.musicacriolla.pe desde Chincha. Recordó que en el 2007 atendieron hasta a 1,500 niños que esa vez acudieron de todos los pueblos chinchanos.

Esta vez han invitado a 250 niños del Guayabo, El Carmen, San José, Ronceros y San Regis. En el concierto pro Navidad se recolectaron 120 juguetes, los demás fueron donaciones de la red de amigos de los mùsicos. También llevan panetones, jugos, galletas, dulces y chocolate (de cajita, por el calor de la zona).

Cotito está contento. Para él este es un reencuentro con los suyos y una oportunidad de visibilizar lo que ocurre en los pueblos donde nació la música afroperuana: los niños y jóvenes siguen heredando la tradición musical de sus padres y abuelos, siguen haciendo música, pero las posibilidades de lograr hacer carrera con su arte son casi inalcanzables.

El Guayabo es un pueblo ubicado a 20 minutos de Chincha, justo antes de El Carmen, la mayoría de su población es afroperuana. Es uno de los últimos pueblos originariamente afros. La gente se dedica al campo, se emplea en fábricas, plantas agrícolas o empacadoras; ganando como promedio 17 soles por jornal. Es una población vulnerable.

Lo primero que el maestro ha hecho es visitar a su madre. Doña Margarita Cotito sigue viviendo en San José. A ella le ha llevado su hijo las últimas medallas y diplomas recibidos,

Aunque nació en Lima, Cotito siente que esta es su tierra. Cuando camina por las calles de su pueblo los niños le dicen “tío Coto”. Se sienten orgullosos de lo que él ha logrado. El maestro quisiera que estos niños tengan la misma oportunidad.

“Este es un pueblo de mucho talento, pero el talento por sí solo no basta. Los niños necesitan cultivar el arte heredado, tener otras alternativas en su vida”.
Una universidad, institutos tecnológicos…sueños por los que hay que trabajar mucho.

Por ahora, estos niños tendrán una jornada jubilosa gracias a la caravana de alegría llevada por Cotito. Teatro, música, entrega de juguetes, chocolate, homenaje a las madres. El Guayabo negro de fiesta por Navidad. Después, a seguir luchando por el día a día. El maestro también volverá a la música, que ahora permitió este reencuentro. Un día, quién sabe, verá a algunos de estos niños subir también al escenario.

Redacción

27 diciembre 2016

Este artículo se ha visitado 232 veces

Comentarios

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies