Noticias

El legado vivo de Amador Ballumbrosio
Mural de Amador Ballumbrosio en el distrito de El Carmen. / Foto: Facebook de Patricia Reyes.

El legado vivo de Amador Ballumbrosio

MusicaCriolla.pe.- Amador Ballumbrosio, uno de los máximos representantes de la música y el baile afroperuano, fue recordado en el Mes de la Cultura Afroperuana al cumplirse siete años de su muerte (8 de junio). Quienes conocen su arte y supieron de su vida, saben que él sigue vivo a través del auge y difusión de la música afroperuana.

Aunque muchos escucharon por primera vez hablar de él y del pueblo de El Carmen (Chincha) cuando Micky Gonzales los hizo famosos a través de la asociación que hizo con los Ballumbrosio para su canción Akundún, Amador zapateaba y bailaba desde los cuatro años.

Desde entonces era ya un difusor de la música afroperuana, la música de los negros que, como él, querían celebrar su libertad. No en vano había nacido en una antigua hacienda con esclavos negros cuando solo hacía 79 años que se había abolido la esclavitud en el Perú.

Zapateador extraordinario, tocaba violín y cajón. A lo largo de sus 75 años actuó con diversos referentes de la música negra y criolla del Perú, con el mismo sentimiento, sabiendo que tenía que transmitir tanto el sufrimiento como el goce de sus ancestros esclavos, que nunca se sintieron tan libres como al danzar y cantar.

Aunque podrían considerarse herederos de Amador todos los que de una u otra forma expresan estos mismos sentimientos al cantar, tocar o bailar música afroperuana; sus 15 hijos le han dado particular trascendencia al legado de su padre. Los Ballumbrosio son hoy una saga de artistas afroperuanos de reconocimiento internacional:

Sus 8 hijos hombres (Eusebio Amador, Jesús, Filomeno, José, Camilo, Miguel, Roberto y César) son, como él, zapateadores. Sus 7 hijas mujeres (Carmen, Marcela, Alsicia, Celia, María, Maribel y Lucía) bailan. Filomeno, Camilo, José, Miguel, Roberto, César y Maribel son percusionistas. Tocan el violín Eusebio Amador, César, Filomeno y Lucía. Miguel es también fabricante de instrumentos musicales.

Todos ellos, y también sus descendientes, saben que ser un Ballumbrosio es llevar la música en el cuerpo, la música afroperuana. Y lo hacen con alegría y entrega a través de distintos proyectos musicales, como Hermanos Ballumbrosio, Pinta y Canela, Cimarrones…

El legado de Amador Ballumbrosio permanece vivo gracias al aporte de su familia, en la que nuevas generaciones cultivan y difunden esta tradición y gracias también al aporte de otros artistas. El patriarca vive en la música afroperuana.

Redacción

9 junio 2016

Este artículo se ha visitado 564 veces

Comentarios

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies