Noticias

La jarana continúa en “La Casa de Don Pepe Villalobos”

La jarana continúa en “La Casa de Don Pepe Villalobos”

MusicaCriolla.pe .- El rito que semana a semana se realiza en “La Casa de Pepe Villalobos” se repite en miles de casas en todo Lima: comida, música, unos tragos, un cajón, una guitarra …y empieza la jarana.

Aunque académicos y eruditos hablan de “la muerte del criollismo” éste vive en cada una de esas fiestas.

José Villalobos Cavero, músico y compositor criollo, es “el rey del festejo”. Desde el año pasado, su reino pasó de La Victoria a Lince.

El autor de El negrito Chinchiví, Mueve tu cucú, y muchas otras canciones, con más de 70 años, sigue cantando, tocando instrumentos y bailando en su casa, “La Casa de Pepe Villalobos”.

Peña, restaurante, asociación cultural de difusión de música criolla, eso es esta casa. Y es mucho más: “una de las últimas trincheras de la música tradicional criolla”, como ha llamado el diario El País a estos rincones de resistencia del criollismo más tradicional.

En las paredes, fotos de Don Pepe, del Zambo Cavero, de Lucha Reyes, grupos e intérpretes que marcaron la época de oro de este género; dos quijadas y un “checo” (calabaza convertida en instrumento de percusión), además de diplomas, reconocimientos y Palmas Artísticas obtenidas por José Villalobos en las paredes…todo hace sentir que, aunque uno solo vaya a almorzar, esta casa es un templo de la música criolla.

Pero los micros y el piano dicen más, dicen que el templo está vivo. En efecto, las noches de los jueves y viernes la jarana criolla se “arma” con un elenco estable formado por jóvenes músicos y por el mismo Don Pepe, el anfitrión, que canta, toca cajón, quijada o checo y baila.

“Aquí continuamos la tradición y asumimos la tarea de difundir el la música criolla”, afirma Pilar Villalobos, una de las hijas del compositor, quien lleva la administración de la casa.
Su otra hija, Vicky Villalobos, da continuidad al legado musical de su padre, es una intérprete conocida en el ambiente artístico.

La casa se divide en tres ambientes: la sala “Tradición Limeña”, la sala “Virgen del Carmen” y la sala “José Villalobos Cavero”.

Por la nueva sede de la casa de Don Pepe han pasado criollos como Félix Valdelomar. Rosa Guzmán, Eduardo Abán y Gerardo Barahona.

Contrariamente a lo que podría pensarse, el público que acude al local no son solo adultos y mayores, que ya conocen y gustan del criollismo, son también jóvenes que gustan de esta corriente musical y redescubren gozando de ella su identidad peruana.

A tono con la tradición, van los piqueos y platos de la también tradicional cocina criolla, que aquí no solo se viene por el festejo de la música, sino también por la buena mesa.

Ocurre en muchísimas casas de Lima. El criollismo tradicional resiste a ritmo de jaranas criollas. La diferencia es que, mientras en nuestras casas “Mi comadre Cocoliche” sale de los parlantes, – aunque muchas veces alguien que sabe tocar la guitarra, y aquél que toca el cajón “arman” la jarana-; en la Casa de Don Pepe Villalobos será el mismo José Villalobos Cavero, autor de este tema, quien te invitará a bailar este festejo cantando y tocando el cajón.

Collage Casa de Don Pepe Villalobos

Redacción

20 abril 2016

Este artículo se ha visitado 871 veces

Comentarios

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies